lunes, 2 de septiembre de 2019

Come Back, holi septiembre


¡Hola mis queridas Criaturas! ^^

¿Cómo estáis? :O ¿Qué ha sido de vuestro verano? ¿Os han acompañado muchas lecturas? :O

Sé que he estado MUY ausente tanto aquí en el blog como en redes sociales, pero necesitaba desconectar. Necesitaba tiempo para mí, para pensar, reorganizar mis ideas y mis prioridades.

Desde finales del año pasado hasta ahora, mi vida ha sido un poco caótica, y me he dejado absorver por otras y quiero ponerle freno y remediar eso.
No había sido consciente de que algunas cosas me estaban absorbiendo y que yo estaba perdiendo un poco mi identidad. No estaba siendo feliz ni disfrutaba con lo que antes me apasionaba.Estaba dejando de ser yo y de hacer las cosas por gusto o simplemente porque me apetecía hacer ese algo... Además, hoy en día, ser buena muchas veces es que te tomen por tonta, que te tomen el pelo o que únicamente busquen de tí tener un beneficio y utilizarte como moneda de cambio y... Lo siento pero no, ya está bien de eso.

A partir de ahora, soy yo la que va a decidir qué quiero hacer, cuándo lo quiero hacer y con quién. Lllegué a tal punto que ya no me satisfacía leer... Fijáos el extremo eh. Yo llevo leyendo desde los 6 años, pero éstos meses era echar un vistazo a mi estantería, o ver los libros y novedades que he ido adquiriendo, y se me hacía un mundo, es que NO me apetecía leer, era como un rechazo absoluto... Además, estaba totalmente bloqueada con mis proyectos escritoriles y yo no me sentía del todo bien ni feliz conmigo. Todo me asqueaba.

Lo único que mi cabeza y mi estado anímico me permitía leer y aceptaba durante éstos meses de ausencia han sido algún que otro manga, de los cuáles, veré si hago una entrada o no.

Porque otra cosa que he descubierto es que no me gusta estar las 24 horas del día pegada al teléfono. Así que me haré unas pautas para twittear o compartir cosas cuando me lo pida el cuerpo... Es que, realmente no os podéis hacer una idea del grado de negación y de "agonía" que han sido estos dos meses. Poco a poco vas sumando cosas que tienes por ahí que o bien estás esperando respuestas de algo a lo que te has presentado, como es mi caso, estás trabajando en proyectos personales, estás haciendo e investigando planes de futuro...

Muchas veces no me doy cuenta del grado de estrés o de presión que me pongo a mí misma tan gratuítamente, así que decidí hacer un parón general de todo distraerme, disfrutar de lo que me quedaba de verano haciendo lo que me apetecía en cada momento y pasando tiempo con mi familia y mi pareja. Además, he podido conocerme más a mí misma, y descubrir nuevas cosas que me gustan y lograr centrarme en un único proyecto escritoril... Al final, resultará ser cierto eso que dicen de que el tiempo todo lo cura.

He vuelto al blog y he retomado la cuenta de twitter. No puedo deciros con qué frecuencia volveré a publicar en el blog, peró sí que os digo que habrá próximamente publicaciones.

Ésta entrada es un desahogo para mí, de liberar aquéllo que me inquieta o me inquietaba y de sacar un poco todo lo que me guardo para mí. También es una forma de contaros el por qué he estado tan desaparecida. No, no he cerrado el blog ni tengo intención de ello. El blog me lo abrí hace ya unos cuatro años por el gusto y el placer de compartir con los demás, mi pasión por la lectura, conocer a gente con ésta misma afición y poder compartir lecturas y fangirleos y un largo etcétera.

Espero poder volver a estar por aquí pronto, pero hasta entonces:

¡Tened Felices Lecturas! :)

El día que el océano te mire a los ojos - Paola Calasanz (Trilogía "El día que..." II)

¡Hola mis preciosas Criaturas! ¿Qué tal estáis? Espero que sanos y felices. Inauguramos el mes de Julio con una nueva entrada en el blo...