sábado, 19 de diciembre de 2015

Juego de Tronos - George R. R. Martin


¡Hola queridos Lectores!

Hoy os traigo Juego de Tronos. El primer libro de la saga ideada por George R.  R. Martin, y de cuyas novelas se ha realizado la famosísima serie televisiva.

En mi humilde opinión, la serie en más de una ocasión, omite detalles, acontecimientos y escenas que deberían aparecer que en el libro son cruciales o que la serie las ha distorsionado para atrae al espectador, como la escena de la noche de bodas de Daenerys y Khal Drogo, el ataque por parte de Peludo, el lobo Huargo del más pequeño de los Stark al Maestre Luwin, así tantas otras. En el libro, se muestra a un Sandor Clegane piadoso y bondadoso con Sansa, ella es a la única persona que le cuenta qué le pasó en el rostro. También se ve el amor verdadero entre Daenerys y Drogo. Las dudas de Jon Nieve en el Muro, los sueños de Bran y Rickon Stark, que ven a Ned en las catacumbas de Invernalia etcétera.

Muchos/as de vosotros/as conocéis la saga a través de la serie... pero yo os recomiendo que si realmente queréis saber cómo es la verdadera historia de Juego de Tronos, leed los libros de R. R. Martin, para que podáis comparar la gran diferencia de la serie con los libros, sin perderos ningún detalle ni ninguna escena.

A continuación, os dejo una sinopsis.

En los Siete reinos, gobierna el rey Robert, de la casa Baratheon, que junto con su reina, Cersei Lannister, sus hijos y la corte se trasladan a Invernalia, donde viven los Stark. El rey quiere pedirle a Lord Eddar Stark que se la mano del rey y se traslade junto a él a la capital. Mucho más lejos, Viserys Targaryen, ha prometido a su hermana menor, Daenerys, con Khal Drgo, el soberano de los Dothrakis, a cambio de que le proporcione un ejérito para poder recuperar el trono de hierro que ocupa Robert tras el asesinato del último rey Targaryen por parte de Jaime Lannister. Mientras tanto, en Muro, más al norte de Invernalia, han desparecido unos exploradores sin dejar rastro... ¿Conseguirá Viserys recuperar el trono de hierro? ¿Aceptará Eddar Stark el cargo de Mano del rey y se trasladará a la corte? ¿Qué misterio se esconde en los reinos más allá del Muro? Todas las respuestas las hallaréis en el libro de Juego de Tronos.

¡Tened una Feliz Lectura!

martes, 15 de diciembre de 2015

La Emperatriz de los Etéreos - Laura Gallego


¡Hola queridos Lectores!

En estas fechas de frío invierno, os traigo un libro frío si te dejas embaucar por la luz de la Estrella de la Emperatriz, pero a la vez, cálido si eres persistente y crees en la fuerza de la vida, de lo terrenal. El libro que os traigo hoy, es otra genial producción de la mente de Laura Gallego, La Emperatriz de los Etéreos.

Para empezar, he de decir, que respecto a este libro, he hechos dos intentos de leerlo en determinado momento de mi vida, pero sin éxito, ya que no terminaba de comprenderlo, ni me satisfacía. pero como siempre digo, ¡A la tercera va la vencida! y en mi caso, nunca falla. Hace dos semanas que empecé el libro y hoy lo he terminado.

En el libro, Laura Gallego según mi parecer, crea un mundo "sobrenatural" donde aparece el concepto de Alma, donde se valora la vida, y en mi opinión, creo que hace una especie de metáfora sobre la vida en su conjunto, y me recuerda también, a la Metamorfosis de Kafka. Creo que el viaje, el paso de la vida, hacia un mundo en el más allá, Laura lo plasma en el viaje que emprende Aer hacia el Palacio de la Emperatriz, dónde sólo quier ser puro, una esencia de sí mismo. Así mismo, también interpreto como una posible explicación del mundo funerario, la transformación que llevan a cavo los cuerpos de aquellos que se embarcan en éste viaje, como Bipa, que pese a creer firmemente en sus ganas de vivir, en ciertas ocasiones, se deja atraer por el influjo de la luz de la estrella y va cambiando poco a poco también.

La Emperatriz de los Etéreos, creo que es uno de esos libros que después de haberlo leído, te hace pararte a pensar y a reflexionar sobre algunos aspectos de la vida real. Os invito a que os adentréis en las Cuevas donde viven Aer y Bipa y que descubráis a la Emperatriz de los Etéreos.

Sinopsi:

Bipa, es una chica testaruda que no se deja engañar por los cuentos de Nuba, la madre de Aer, pero en cambio, su alocado hijo sí. Un día, Aer desaparece sin dejar ni rastro, pero regresa al cavo de un tiempo... que no durará demasiado. Tras su segunda desaparición, Bipa decide ir tras ese muchacho descerebrado y traerlo de vuelta a casa, pero no sabe lo que esconden las montañas más allá de las cavernas dónde vive. Tendrá que enfrentarse a gólems enormes, al frío, al hambre, al cansancio y las interminables persecuciones por parte de aquellos que quieren retenerla en sus dominios y apoderarse de una preciada piedra que le ha entregado Maga, la chamana de la tribu dónde vive. Si queréis saber como acaba la historia de Aer y de Bipa, sólo tenéis que seguir la luz azul de la Estrella que conduce al Palacio de la Emperatriz.

¡Tened una Feliz Lectura!

domingo, 6 de diciembre de 2015

Jasper Whitlock Hale. Saga Crepúsculo - Stephenie Meyer.


¡Hola queridos Lectores!

Hoy voy a hablaros de Jasper Cullen, el miembro más reciente del clan Cullen. Ésta es su historia:

Jasper Whitlock creció en Huston, Texas. Cuando tenía casi diecisiete, mintió sobre su edad y se ofreció como voluntario para unirse al Ejército Confederado. Ascendió rápidamente en los rangos militares, siendo promovido por encima de hombres mayores que él y de más experiencia. La gente lo consideraba como alguien carismático, esto probablemente y en parte se debía a los indicios tempranos de la habilidad psíquica que Jasper desarrollaría después de su transformación. Incluso como ser humano, Jasper tenía el don de empatía con la gente y de influir en las emociones de aquellos que lo rodeaban.

En el momento en que comenzó la Batalla de Galveston, Jasper era comandante más joven en el Ejército Confederado. Tras conducir a un grupo de refugiados de Galveston a Houston, se encontró a tres mujeres extraordinariamente bellas -María, Nettie y Lucy-. María, una vampiresa y líder de su clan, decidió transformar a Jasper en vampiro para el ejército de neófitos que ella estaba creando.

María elegía a sus neófitos con mayor cuidado de lo habitual. Había
elegido a Jasper primero por su rango -lo que significaba que había tenido éxito en un sistema militar- y segundo por esa cualidad carismática suya que siempre había arrastrado a otros humanos hacia él. Jasper estaba naturalmente dotado para ser guerrero y líder. Su habilidad para controlar el ambiente emocional en torno suyo, aunque aún no completamente desarrollada, hizo al ejército de María más eficaz.

Se formó un vínculo de afecto entre Jasper y María. Ella llegó a depender de él más y más y su cariño por él creció considerablemente. Para Jasper, el ejército de María era la única vida de vampiro que había conocido, y no tenía idea de que algo más fuera posible para él.

Una de las tareas habituales de Jasper era ejecutar a los miembros del clan que hubieran sobrevivido a su fuerza de neófitos pero que no hubieran desarrollado ninguna otra habilidad que los hiciera valiosos para el ejército. A la larga tuvo ayuda de Peter para esta tarea; Peter era otro antiguo neófito que se había probado digno de que se le mantuviera por ahí. A Jasper le agradaba Peter por su temperamento extrañamente civilizado. Se hicieron amigos.

Una noches, mientras él y Peter estaban cumpliendo con la sombría tarea de despachar a los neófitos debilitados por la edad, Jasper pudo sentir la desacostumbrada y penosa cuota emocional que le estaba costando a su amigo. Cuando Jasper pronunció el nombre de una neófita llamada Charlotte, Peter estalló inesperadamente en cólera y miedo. Le gritó a Charlotte que corriera, y luego huyó tras ella. Jasper pudo haberlos capturado fácilmente, pero decidió no hacerlo.

Conforme pasaron los años, Jasper se deprimió, exhausto de siempre estar rodeado por las devastadoras emociones de aquellos a quienes mataba. María no se sentía complacida con esta alteración. Él comenzó a notar un cambio en las emociones de ella a su alrededor; a veces se mostraba atemorizada, a veces maliciosa. Supo que María estaba pensando en deshacerse de él, y Jasper se puso a planear cómo destruirla a ella primero.

En este crítico momento, Peter volvió para localizar a Jasper; le habló de una alternativa que nunca había imaginado: Peter y Charlotte habían estado viviendo pacíficamente en el norte durante los últimos cinco años, conociendo a otros clanes que coexistían amigablemente. Jasper se fue con Peter de inmediato.

Viajó con Peter y Charlotte unos cuantos años, pero incluso en el norte más apacible, su depresión no mejoró. Aunque ahora estaba matando solamente a seres humanos, seguía aometido a las emociones que ellos sentían al morir.

Su infortunio permaneció con él, y finalmente Jasper dejó a Peter y a Charlotte. Intentaba matar con menos frecuencia, pero la des siempre se acrecentaba arrolladoramente.

En 1948, Jasper se topó con Alice. Ella lo abordó como si fueran buenos amigos y le dijo que la había tenido esperando mucho tiempo. Jasper estaba desconcertado y receloso, pero las emociones gozosas de Alice lo impactaron sobremanera. Cuando Alice le extendió la mano, él no dudó en tomarla, y sintió una emoción que no le era familiar: esperanza.

Alice le explicó su visión de los Cullen y le describió el estilo de vida de Carlisle y su familia. A Jasper todo eso le pareció difícil de creer, pero él y Alice se dispusieron a encontrarlos, y una vez lo lograron, enseguida fueron bien recibidos en la familia. Jasper empezó a usar Hale como su apellido pues ély Rosalie se parecían físicamente, y la gente asumía que eran hermanos. Tenía sentido seguir la corriente de lo que los humanos parecían inclinados a creer. A sugerencia de Carlisle, Alice y Jasper se casaron al poco tiempo de haberse unido a los Cullen.

Jasper les tomó cariño a los miembros de su nueva familia pero nunca desarrolló profundos vínculos con ellos como Alice. Jasper decidió vivir con los Cullen con la intención de quedarse con Alice, y porque el estilo de vida "vegetariano", aunque le resultaba excepcionalmente difícil de llevar, lo liberó de las emociones negativas que lo tenían tan deprimido.

A mi parecer, Jasper es una persona deprimida y un tanto misteriosa, que únicamente se muestra como es con Alice, ya que en la obra de Stephenie, es el miembro Cullen que menos parece y que menos interactúa con el resto de la familia. Espero que os haya interesado conocer un poco más a Jasper.

Fuentes: "Eclipse, Stephenie Meyer", "Los tesoros de la Saga Crepúsculo" y "Saga Crepúsculo: guía oficial ilustrada."

¡Tened una Feliz Lectura!    

jueves, 3 de diciembre de 2015

Mary Alice Brandon Cullen, Saga Crepúsculo - Stephenie Meyer


¡Hola queridos Lectores!

Hoy os traigo a Alice Cullen, ya que me parece interesante conocer más a fondo la historia la vampira más simpática del clan Cullen, ya que de ella, muy poco se sabe, a excepción de sus visiones sobre el futuro. Sin más tardanza, ésta es su historia.

Mary Alice Brandon -o Alice, como se la conoce comúnmente- vivía en un hogar de clase media en Biloxi, Mississippi, con sus padres y su hermana, Cynthia, que era nueve años menor. Su padre era un joyero y comerciante de perlas. Les compraba perlas a los buzos locales y luego las llevaba tierra adentro para poder venderlas en mercados más redituables lejos de la costa. Su trabajo lo mantenía lejos de la familia durante varios días en cada salida. La madre de Alice atendía su casa y el huerto que había en su propiedad, y cuidaba de Alice y Cynthia. Las niñas eran bastante allegadas a pesar de la gran diferencia de edad entre ellas.

Alice tenía el don de vidente incluso desde pequeña, pero sus premoniciones no eran ni con mucho tan potentes como serían más adelante en su vida. Llegaban a ella más como sensaciones que como visiones. Al principio sus padres pensaron que sus premoniciones eran entretenidas. "Alice siempre le atina", dirían ellos cuando a los cinco años de edad la niña se ponía un impermeable aun cuando el cielo se viera azul, más tarde, por supuesto, comenzaría a caer la lluvia. "La abuela llegará pronto", anunciaba ella. Ellos se reían y disponían un lugar extra en la mesa.

Conforme Alice crecía, se volvió más renuente a compartir sus predicciones. Odiaba verse en ridículo cuando sus premoniciones resultaban erróneas. (El clima le era lo más fácil de predecir acertadamente, porque no implicaba a personas ni a su tendencia de cambiar de opinión.) Cerca de los diez años, casi nunca decía en voz alta alguna de sus predicciones, pero aquellas que sí nombraba se hacían realidad tan rápido que la gente empezaba a murmurar: "Esa niña rara de los Brandon". Sólo en contadas ocasiones era invitada a las fiestas de cumpleaños de otros niños. La madre de Alice la amaba profundamente y le aconsejaba guardar silencio sobre sus premoniciones.

Para cando Alice cumplió dieciocho, había aprendido a ignorar su don, en su mayor parte, pero una que otra vez se sentía apremiada a hablar. Cuando lo hacía, a veces las cosas salían mal, como cuando Alice le advirtió a una amiga no casarse con cierto hombre; la amiga la ignoró, y se fue revelando que la familia de aquel hombre tenía antecedentes de demencia. En vez de culparse a sí misma o a su esposo, la amiga corrió el rumor de que Alice le había echado una maldición. En otra ocasión, uno de los primos favoritos de Alice planeaba irse al oeste en busca de fortuna, y Alice le rogó que no se fuera. El primo murió en un accidente de carretera, y sus padres -los tíos de Alice- la culparon a ella por haber sido de mal agüero para su viaje. La gente empezó a usar las palabras bruja y hechicera cuando se referían a ella.

Luego Alice tuvo una visión más terrorífica. Vio a su madre siendo asesinada por un extraño en el bosque de camino al pueblo. Le dijo a su madre lo que había visto, y su madre la escuchó. La madre de Alice mantuvo a sus hijas en la casa con las puertas cerradas y una pistola cargada. El señor Brandon regresó a casa de uno de sus viajes dos días después para encontrarse con una casa sucia y llena de mujeres aterrorizadas, sin haber comido. A insistencia de la señora Brandon, su esposo registró el bosque aledaño al camino pero no halló nada. Estaba molesto por las "malditas historias" de Alice y le ordenó no volver a asustar a todo el mundo.

Imágenes intermitentes comenzaron a acorralar a Alice: aquel desconocido seguía acechando a su madre. Cuando les dijo a sus padres lo que había visto, su padre se enfureció con la histeria de Alice. Él insistió en que la familia siguiera con su rutina habitual. Pero él se ausentaba de casa con frecuencia, y cuando no estaba, su madre seguía las desesperadas advertencias de Alice tanto como l era posible. Aun así, tenía que hacer las compras de víveres y atender su huerta. Cuando pasó un mes y nadie había visto al tipo aquel, la señora Brandon se volvió menos cautelosa. Empezó a devolver las visitas a sus amigas y a asistir a los círculos de costura. Llevaba la pistola con ella cada vez que salía de su casa, al principio. Después de dos meses, se le empezó a olvidar.

Una noche, Alice tuvo una visión perfectamente clara del hombre en un coche Model T sacando del camino al volcho de su madre justo fuera del pueblo, donde había un desnivel pronunciado. La madre de Alice acababa de dejar la casa en su volcho. Alice corrió tras ella, viendo en su mente al extraño que miraba el cochecito estrellado para cerciorarse de que no hubiera movimiento dentro. Enseguida tuvo una visión del hombre en su coche alejándose de la escena del accidente. Alice supo que era demasiado tarde, pero siguió corriendo.

La muerte de la madre de Alice fue declarada accidental, y las protestas de Alice que alegaban lo contrario fueron tomadas con desdén y recelo. Su padre le ordenó quedarse callada.

El señor Brandon se volvió a casar a los seis meses después de la muerte de su esposa. La mujer era una rubia norteña de Illinois que era sólo diez años mayor que Alice; en el pasado, el señor Brandon le había vendido perlas muy a menudo a su padre joyero. La nueva señora Brandon era de lo más fría con Alice, aunque hizo de su hermana menor, Cynthia, casi una mascota de compañía.

Aun sin la guía de las visiones, Alice era brillante. Los descuidados comentarios que su nueva madrastra hacía de buenas a primeras y la evidencia de preparativos para este matrimonio mucho antes de lo programado hicieron sospechar a Alice. Ella le comentó sus sospechas a su padre, que se encolerizó con ella por sugerir que su nueva esposa fuera perversa.

La noche que siguió a la confrontación con su padre, Alice tuvo una visión de él y el desconocido que había matado a su madre. Su padre le estaba dando dinero a ese hombre. Entonces Alice tuvo una visión del hombre por encima de ella con un cuchillo. Se dio cuenta demasiado tarde que había confiado justamente en la persona equivocada. Alice se apresuró a salir de noche y corrió ocho kilómetros hasta la casa de sus tíos, sus únicos parientes vivos. Aporreó la puerta hasta que le abrieron, y se puso a contarles la historia jadeando, casi sin aliento: Su padre había mandado matar a su madre y ahora planeaba enviar al asesino conra ella. La tía -que seguía culpando a Alice por la muerte de hijo- le dio un empujón sacándola del porche y le dijo a su esposo que trajera a los perros y ahuyentara a Alice.

Alice apretó el paso dieciséis kilómetros más de vuelta al pueblo y llegó a la casa del comisario de la localidad para encontrala iluminada y concurrida. Tanto su tía como su padre ya estaban ahí, y al comisario se le había informado que Alice se había vuelto loca. Alice acusó a su padre por sus crímenes y a su madrastra por cómplice, pero nadie la escuchó. La mayoría de la gente ya pensaba que Alice estaba loca, o poseída por el demonio. El comisario recibió una buena por hacer que metieran discretamente a Alice en un manicomio que se situaba dos condados más lejos. Poca gente sabía lo que realmente había pasado, y todos los que conocían la verdad fueron muy comprensivos con el deseo de los Brandon de pretender que Alice hubiera muerto.

En el manicomio raparon a Alice durante la amenaza de una epidemia de tifoidea. También soportó una terapia de electrochoques. El tratamiento provocó que perdiera la memoria, pero también le permitió recobrar su ánimo de naturaleza risueña y graciosa, puesto que ya no recordaba la tristeza y el horror de su vida reciente.

Desconocido para Alice, cierto vampiro trabajaba como encargado de las áreas verdes en el asilo donde ella estaba encerrada. Este vampiro, que sacaba ventaja del abundante recurso de humanos que podían morir sin mucha notoreidad, se encariñó con Alice. Evitaba que la sometieran a los tratamientos de electrochoques y a otros horrores cada vez que podía. Notó las habilidades de Alice; ella siempre sabía cuando él iba a ir a visitarla. Llevaba consigo objetos escondidos para ver si ella podía adivinar lo que él tenía. Ella siempre acertaba.

Entonces Alice tuvo una visión de James. Ocurrió en el momento en que él percibió su aroma, viejo y desvaído, en su pueblo natal a dos condados de distancia. Ella vio que James la encontraba. Se lo contó a su único amigo, el vampiro, y él supo que lo que ella estaba viendo era un hecho. Planeó escapar con ella, pero Alice vio a James alcanzándola de todos modos. Su amigo le ofreció otras opciones, pero cada elección que hacían iba a parar con James. Entonces el jardinero decidió transformarla. Alice vio que eso daría muy poco margen para escapar. Quizá no habría tiempo de que su sangre se transformara lo necesario para que James no ganara nada con matarla. El vampiro había oído más que suficiente. La mordió inmediatamente y se la llevó lejos para esconderla. Sabiendo que esto apenas retrasaría al rastreador, se interpuso él mismo en el camino de James para demorarlo aún más. Por la visión de Alice, sabía que James era un cazador fuerte y que si había una pelea, él no ganaría.

Después de su transformación, Alice despertó a solas. El dolor del proceso tenía el mismo efecto en Alice que los electrochoques; ella no recordaba nada de su vida en el asilo, ni del vampiro que la había transformado. No estaba al tanto de James como la razón de su transformación. Afortunadamente, las dotes psíquicas de Alices ahora se habían acentuado y fortalecido enormemente. Pudo ver el mejor de los futuros para ella misma.

La primera visión de Alice como vampiresa fue una de Jasper Whitlock. Ella supo que Jasper sería su pareja en un futuro, pero asimismo sabía que él no estaba listo aún para ella. En lugar de ir a buscarlo, ella esperó a que él la encontrara. Mientras tanto, ella practicaba -con éxitos esporádicos- llevar un estilo de vida "vegetariano", sabiendo que con el paso del tiempo ella y Jasper terminarían viviendo con la familia Cullen.

En 1948, Alice fue a una pequeña fonda en Filadelfia, donde sabía que ella y Jasper estaban destinados a conocerse. Aunque su recibimiento fue peculiarmente enigmático, la habilidad de Jasper para percibir las emociones de aquellos que lo rodean le permitió apreciar la magnitud de la ocasión. Alice ya estaba enamorada; Jasper rápidamente aprendió a serle recíproco.

Para complacer a Alice, Jasper asimismo empezó a practicar un estilo de vida "vegetariano". Alrededor de 1950, cuando se unieron a los Cullen, Alice ya era capaz de controlar su sed en la misma medida que el resto de la familia. Jasper sigue teniendo más dificultad que los demás para contenerse. Alice y Jasper se casaron alguna vez después de unirse a la familia Cullen.

Alice ama a toda su familia adoptiva, pero tiene un lazo especial con Edward. Gracias a su habilidad de leer la mente, él es el único que verdaderamente comprende lo que es vivir con constantes visiones del futuro.

Tras conocer la historia de Alice, podemos observar como su familia y amigos le dieron la espalda e incluso trataron de matarla, no tuvo una vida fácil, y pese a todo, encontró a un amigo que le salvó la vida y dio la suya propia, dándole la oportunidad de escapar y ser feliz, encontrando a Jasper y a los Cullen. Espero que os haya gustado conocer la vida de Alice.

fuentes: "Los tesoros de la Saga Crepúsculo" y "Saga Crepúsculo: guía oficial ilustrada"

¡Tened una Feliz Lectura!

sábado, 28 de noviembre de 2015

Emmet McCarty Cullen. Saga Crepúsulo - Stephenie Meyer


¡Hola queridos Lectores!

la entrada de hoy está dedicada a la vida de Emmett Cullen, vamos a adentrarnos en su vida para conocer mejor al vampiro más imponente y musculoso del clan Cullen, así que si queréis saber más sobre Emmett, ésta es su historia.

Emmett se crió en el pequeño pueblo de Gatlinburg, Tennessee, como parte de una gran familia escocesa-irlandesa. Él tuvo lo que sus padres consideraban una adolescencia salvaje; aunque jamás llegara a ser motivo de preocupación, Emmett salía con una pandilla alocada que bebía, apostaba y bastante mujeriega. Con todo, Emmett siempre fue acomedido con su familia. Era un excelente cazador y leñador, y siempre mantenía a los McCarty bien abastecidos de animales de caza. Cuando cumplió los veinte años de edad y estaba cazando en una cacería de rutina en Smoky Mountains, fue atacado por un gran oso negro. Emmett estaba a punto de perder la conciencia cuando pensó que oía a un segundo oso peleando contra el primero. Se imaginó que estaban luchando para ver cuál de los dos se quedaría con su cadáver.

Luego cesaron los gruñidos y Emmett sintió como que estaba volando. Alcanzó a abrir los ojos y vio lo que creyó que era un ángel. Cuando se inició la transformación y la abrasadora agonía se extendió por todo su cuerpo, estuvo seguro de que había muerto y se había ido al infierno.

Cuando el dolor lo abandonó, Emmett se enteró de lo que realmente le había pasado. En su delirio, había visto a Rosalie como un ángel y a Carlisle como dios, pero de hechos ambos eran vampiros, y ahora él era un vampiro también. Se tomó la verdad con calma, Emmett nunca fue alguien propenso a preocuparse por las situaciones que estuvieran fuera de su control. Hasta ahora sigue pensando en Rosalie como su ángel.

Por su carácter jovial, Emmett se ajustó con facilidad a la idea de ser un vampiro. Aprender a controlarse, sin embargo, era un desafío más peliagudo. En los años que siguieron a su transformación, Emmett solía ser incapaz de resistirse a la sangre humana. Los Cullen se vieron forzados a mudarse con frecuencia hasta que Emmett aprendiera a controlarse.

Él afianzó genuinamente los vínculos de afecto con todos los miembros de su nueva familia, y dejando de lado sus deslices alimenticios, también les hizo la vida más cómoda. El talante bonachón de Emmett sacó a relucir un lado más optimista de Edward, y Rosalie se volvió una persona diferente por completo. Cuando emmett, siempre práctico, quería proveer bienestar a su familia humana, Edward le dio una pequeña fortuna, que Emmett les dejó a la puerta en una bolsa. Aun sabiendo que nunca más podría ser parte de su familia, quería hacerles más llevadera la carga de haber perdido a un hijo fuerte y trabajador. Luego, después de haber hecho lo que podía por ellos, ya nunca más miró atrás.

Pasado un tiempo, Emmett y Rosalie se casaron, y se han vuelto a casar más de una vez a lo largo de los años, porque Rosalie disfruta mucho los preparativos y que la atención se centre en ella. Varias veces han vivido a parte de las demás miembros de la familia Cullen, como una pareja de casados.

Según mi parecer, se nos ofrece poca información de este personaje bonachón y afable de la familia Cullen, pero no por ello deja de ser interesante, así que espero que os haya servido para conocer un poco más la figura de Emmett Cullen.

Fuentes: "Los tesoros de la saga crepúsculo" y "Saga Crepúsculo: Guía oficial ilustrada".

¡Tened una Feliz Lectura!

jueves, 26 de noviembre de 2015

Rosalie Lilian Hale, Saga Crepúsculo - Stephenie Meyer


¡Hola queridos Lectores!

Hoy voy a hablaros de Rosalie Hale, la "hija adoptiva" del clan de los Cullen, ya que me parece que ella es uno de los personajes más interesantes, que a pesar de tenerlo todo, belleza, riquezas y la inmortalidad, ella quiere más. De modo que en la entrada de hoy, voy a exponer la vida de Rosalie para que podamos entenderla mejor.

Rosalie Hale fue la hija de un banquero y su esposa que vivían en Rochester, Nueva York. Por suerte, el banco en el que trabajaba su padre se mantuvo solvente hasta el fin del colapso bursátil y la resultante desaceleración económica. La Gran Depresión no impactó seriamente a la familia de Rosalie como hiciera con muchas otras familias menos afortunadas. Como quiera, sus padres tenían ardientes deseos de mejorar, de ascender a los círculos sociales de altos vuelos. Conforme Rosalie crecía y su belleza iba en aumento, sus padres anhelaban que su encanto les abriera las puertas a ellos.

Rosalie disfrutaba el orgullo que sus padres sentían por su apariencia, que su padre se complaciera en comprarle hermosas prendas de ropa, la envidia de sus amigas y la admiración de cada hombre con quien se cruzara en el camino. El resultado de toda esta atención fue que Rosalie tendiera a ser narcisista y más bien superficial, enfocada a cosas materiales.

A los dieciocho años, Rosalie era considerada la chica más hermosa en Rochester, y posiblemente de todo el estado de Nueva York. Su familia era moderadamente próspera y a ella no le faltaba nada. Rosalie no envidiaba a nadie... excepto a su amiga Vera. Vera tenía un esposo que la amaba y un pequeñito, el más adorable de los bebés, Henry. Rosalie deseaba tener un esposos y un bebé propios. Cuando Rosalie captó la mirada de Royce King II, el hijo del hombre más rico de Rochester, creyó que estaba en el mejor camino para tener absolutamente todo aquello con lo que había soñado. Sus padres rebosaban de alegría; siguió rápidamente un torbellino de cortejo y planes para una extravagante boda.

Una noche, una semana antes de la boda, Rosalie iba caminando a casa después de hacerle una visita a su amiga Vera. A unas cuantas cuadras de su calle escuchó la risa ebria de un grupo de hombres. Un momento después se dio cuenta de que uno de ellos era Royce.

Nunca antes había visto a Royce borracho, y no conocía el lado oscuro de su carácter. Royce y sus amigos la agredieron y violaron brutalmente. Creyéndola muerta, la abandonaron en el camino.

Momentos después, Carlisle Cullen encontró a Rosalie y la transformó para salvarle la vida. Él esperaba que Rosalie pudiera ser una compañera adecuada para Edward, pero ellos nunca se vieron el uno al otro de esa manera, aunque ambos llegaron a quererse como hermanos.

Una de las primeras cosas que Rosalie hizo como vampiresa fue vengarse de Royce y sus amigos. Ella acorraló y dio caza a sus atacantes uno por uno, y dejó a Royce al último porque quería que sufriera psicológicamente por el miedo de saber que algo indescriptible lo acosaba y vendría a por él. Ella torturó a todos sus agresores hasta matarlos, pero no se bebió su sangre; le repugnaba la idea de tener parte alguna de ellos en su interior. Ella y Carlisle son los únicos vampiros del clan Cullen que nunca han matado a seres humanos por sangre.

No obstante que la venganza fuera satisfactoria a su manera, Rosalie permaneció profundamente infeliz en su vida de vampiro. Extrañaba enormemente a su familia humana. Más que eso, la oportunidad de tener lo que más anhelaba -un esposo que la amara y un bebé propio- le había sido arrebatada junto con su humanidad.

Dos años más tarde, la vida de Rosalie cambió. Mientras los Cullen vivían en Tennessee, ella descubrió a un hombre, Emmett McCarty, que estaba siendo vapuleado por un oso en el bosque. Algo en aquel hombre le recordó al pequeño hijo de su amiga Vera, y Rosalie no quiso que muriera. Lo rescató y se lo llevó a Carlisle, a quien le pidió que lo transformara, aunque ella odiara su propia existencia vampírica y supiera que su petición era egoísta.

Pero Emmet no vio a Rosalie como alguien egoísta; se enamoró de ella y se adaptó fácilmente a la vida de vampiro. Él y Rosalie se casaron pronto, y lo hicieron durante décadas. A Rosalie le encantaba ser el centro de atención como la novia, y Emmet amaba hacerla feliz. En algunas ocasiones, los dos han vivido como pareja lejos del resto de la familia Cullen.

Conclusiones: debido al ansia de prestigio social de la familia de Rosalie y ver en ella su billete
para conseguirlo, hicieron de ella una mujer superficial, materialista y egocéntrica, pero pese a tenerlo todo y ser una mujer deseada, ella no estaba satisfecha, pues envidiaba a Vera. Rosalie ha sido una especie de Helena de Troya solo que por ella no se ha destruido una ciudad ni ha causado un millar de muertes, sino que provocó su propia destrucción.

Fuentes: "Saga Crepúsculo: guía oficial ilustrada", "Los tesoros de la Saga Crepúsculo" y "Eclipse"

¡Tened una Feliz Lectura!

sábado, 21 de noviembre de 2015

Esme Anne Platt Evenson Cullen. Saga Crepúsculo - Stephenie Meyer


¡Hola queridos Lectores!

Hoy voy a contaros la historia de Esme Cullen, la esposa del Doctor Cullen.

Esme Anne Platt se crió en una granja en las afueras de Columbus, Ohio. De niña vivió una vida feliz, aunque en su adolescencia le resultó difícil avenirse al comportamiento que en aquella época se esperaba de una jovencita respetable.

En 1911, Esme se cayó y se rompió la pierna mientras trepaba a un árbol. El doctor local se encontraba fuera del pueblo, por lo que acabó siendo atendida por el doctor Carlisle Cullen. Aunque no se lo mencionara nadie en aquel momento, conocer a Carlisle repercutió en ella profundamente. Él no se parecía a ninguna otra persona que hubiera conocido antes, era genuinamente considerado y en verdad se interesaba en lo que ella tenía que decir. Por desgracia, él permaneció en el pueblo sólo durante un corto periodo de tiempo y pronto se fue, pero ella nunca lo olvidó.

Las amigas de Esme empezaron a casarse, y tiempo después, ella era la única que seguía sin compromiso. Esme quería enamorarse, pero nunca encontró a alguien que estuviera a la altura de su recuerdo de Carlisle. Esme trató de persuadir a su padre de que le procurase un puesto de maestra en el Oeste, pero él no consideraba que vivir sola en tierras salvajes fuera respetable para una señorita. En lugar de eso, su padre la presionó para que aceptara al hijo de un amigo de la familia que quería casarse con ella. Charles Evenson, varios años mayor que ella, era un buen partido con un buen porvenir. Charles le era indiferente a Esme, pero ella no se opuso, así que estuvo de acuerdo con el casamiento para complacer a su padre.

Esme rápidamente descubrió que el matrimonio había sido un error; el rostro que Charles daba en público era muy diferente del que adoptaba en privado. Él abusó físicamente de ella. Sus padres desaprobaron su petición de asilo; le aconsejaron ser una "buena esposa" y quedarse callada. Cuando Charles se fue a luchar en la Primera Gran Guerra, ella sintió un inmenso alivio, pero cuando volvió sano y salvo en 1919, fue una pesadilla.

Al poco tiempo de su regreso, Esme quedó encinta, y el bebé fue el aliciente de Esme para escapar; ella no traería a un niño a la casa de Charles. Huyó y se fue a vivir con una prima en Milwaukee, Wisconsin. Cuando su esposo averiguó su paradero, ella se escabulló rumbo a Ashland, Wisconsin, donde se hizo pasar por una viuda de guerra. Con el fin de mantenerse por sí sola, Esme se dedicó a su viejo sueño de ser maestra de escuela.

Esme comenzó a construir una vida para ella y su bebé. Amaba a su futuro hijo más que a su propia vida. Pero dos días después del alumbramiento, su bebé murió de fiebre pulmonar. Sintiéndose como si hubiese perdido todo, Esme se encaminó a un despeñadero en las afueras del pueblo y saltó.

Esme recobró la conciencia en medio de un insoportable dolor. A pesar del tormento, Esme estaba atónita de ver de nuevo a Carlisle, no estaba segura de si se encontraba en el cielo o en el infierno. Cuando la transformó llegó a su fin, Carlisle le explicó que la había convertido en un vampiro con la intención de salvarle la vida. Esme no parecía contrariada como él había esperado. Adaptarse a su nueva naturaleza vampírica implicaba nuevos desafíos, y hubo ocasiones en que el llamado de la sangre humana era demasiado poderoso como para que pudiera resistir; aun así, ella era feliz de estar con el hombre al que siempre había idolatrado. Su flechazo juvenil transitó fácilmente a un amor pleno.

En poco tiempo, Carlisle y Esme se casaron. Ella nunca perdió sus instintos maternales, y como la mayor de los Cullen, automáticamente encajó en un papel de cuidado materno con Edward y, más tarde, con los demás miembros de la familia.

Espero que os haya gustado conocer más en profundidad la vida tan difícil y ajetreada de Esme Cullen. Fuente: "Los Tesoros de la Saga Crepúsculo" y "Saga Crepúsculo: guía oficial ilustrada"

¡Tened una Feliz Lectura!


viernes, 20 de noviembre de 2015

Crepúsculo, La Novela Gráfica - Stephenie Meyer. Ilustraciones de Young Kim


¡Hola queridos Lectores!

Hoy os traigo la novela gráfica de Crepúsculo, la "adaptación ilustrada de la novela de Stephenie.

Siguiendo con el décimo aniversario de Crepúsculo, la novela gráfica es el culmen de la saga, ya que al abrir la novela, es igual que sumergirte en el libro de Stephanie y con las maravillosas ilustraciones de Young Kim, es más fácil seguir la historia e imaginártela tal y como la pensó Steph, con los personajes tal y como ella los imaginó sin una idea preconcebida a través de las películas.

Para mi sorpresa, no eché en falta nada en absoluto, ya que con ver las imágenes y leer el texto, me imagino a los personajes tal y como están representados, son magníficas, y me ha gustado muchísimo, sinceramente, pensaba que la novela, era de mayor extensión, pero desgraciadamente, la novela termina en el momento en que Edward y Bella están en la pradera, él le muestra cómo es a la luz del sol y después, para acabar de mostrarse en ella en todo su esplendor, la sube a su espalda y recorre el bosque con ella.

el resto de la historia de la primera novela, continúa en el volumen 2.

Sinopsis:

La historia de amor entre la joven e inocente Bella y el atractivo vampiro Edward, que se convirtió en un fenómeno mundial, cobra nueva vida en esta adaptación de 2 volúmenes. El primer volumen ha sido revisado rigurosamente por Stephenie Meyer y refleja su visión personal del mundo de la Saga. He disfrutado trabajando en esta nueva interpretación de Crepúsculo. Young ha hecho un trabajo increíble transformando las palabras que escribí en preciosas imágenes. Los personajes y escenarios son muy parecidos a lo que yo imaginaba cuando escribía la Saga.

Galería de Fotos.







domingo, 15 de noviembre de 2015

Saga Crepúsculo: Edward Anthony Masen Cullen - Stephenie Meyer


¡Hola queridos Lectores!

Hoy la entrada está dedicada a Edward Cullen, uno de los protagonistas de la trama.

Edward Anthony Masen Cullen, más conocido como Edward Cullen, es hijo natural de Edward y Elizabeth Masen, nacido el 20 de junio de 1901. Él fue su único hijo. Su padre, un exitoso abogado, le proporcionó a Edward muchas ventajas, incluyendo lecciones de música y la oportunidad de asistir a una escuela privada; con todo, aunque su padre proveyera a Edward en lo material, era emocionalmente distante con él y con frecuencia estaba lejos de casa a causa de sus negocios. Esta ausencia se resarcía con la cercana relación de Edward con su madre; él era el centro de su vida.

Edward sobresalía en sus estudios y se convirtió en un consumado pianista. Conforme crecía, Edward se iba apasionando por la vida de soldado. La Primera Gran Guerra se embraveció durante la mayor parte de su adolescencia, y Edward soñaba con el día en que pudiera unirse a la batalla. El mayor temor de su madre era que perdiera a Edward en la guerra. Cada noche rogaba que la guerra acabara antes de que su único hijo cumpliera los dieciocho años y fuera lo bastante mayor para alistarse en el ejército.
Nueve meses antes de su decimoctavo cumpleaños, la gripe española azotó Chicago e infectó a toda la familia de Edward. Enfermos de gravedad, fueron tratados en el hospital donde trabajaba el doctor Carlisle Cullen. El padre de Edward rápidamente sucumbió a la enfermedad. En su lecho de muerte, y temiendo por la vida de su hijo, Elizabeth Masen le suplicó al doctor Cullen que hiciera lo que fuera necesario para salvar a su hijo. De alguna manera ella parecía saber que el doctor Cullen tenía recursos sobrenaturales para salvar a Edward.

"Por desgracia, Edward no está basado en nadie, él es todo imaginación y deseo. Creo que su encanto se debe parcialmente a sus anticuados modales. Él es un caballero, y los caballeros son difíciles de conseguir en estos días." - Stephenie Meyer -

Conmovido por el ruego de Elizabeth Masen y habiendo ya considerado con detenimiento la idea de crear a un compañero, Carlisle sacó a Edward del hospital muy tarde esa noche, y se llevó al muchacho inconsciente hasta su casa. Ahí Edward se convirtió en el primer humano que Carlisle transformara en un vampiro.

Edward formó un estrecho vínculo de afecto con Carlisle, que se convirtió en un padre para él, ganándose la confianza y el amor de Edward en una forma que su verdadero padre no puedo tener. (este hecho contrasta bastante a cómo se plasma la relación de Edward y Carlisle en las películas de la saga, ya que a mi parecer, parece que hay un poco de tensión, por así decirlo entre ambos, pero Edward muestra un sumo repeto por Carlisle). Carlisle fue el primero en percibir que Edward contaba con la habilidades de lectura de la mente; reparó en que Edward respondía a preguntas que Carlisle no había planteado en voz alta. Edward siempre tuvo una destreza natural para leer la mente; después de su transformación, esta habilidad llegó a ser un verdadero talento psíquico.

La nueva familia de Edward ganó un miembro cuando Carlisle transformó a Esme para salvar su vida después de un intento de suicidio. Edward seguía siendo lo bastante joven como para apreciar el cuidado de una madre, y Esme se lo dio. Edward aprendió a querer a sus nuevos "padres". Pero por mucho que respetara los ideales de Carlisle y valorara la dulzura y el cariño de Esme, no podía ayudar a poner en tela de juicio lo que significaba ser un vampiro.

Después de casi una década de vivir con Carlisle, Edward decidió dejar a sus nuevos padres y experimentar un estilo de vida alternativo. Empezó a beber sangre humana en vez de sangre de animal. Más que volverse un verdadero villano, según su propia opinión, se volvió un justiciero. Edward usó sus habilidades de leer la mente para apuntar en el blanco de criminales peligrosos como sus víctimas -asesinos, violadores, abusadores, pedófilos y gente similar-. Como su primera víctima, le siguió el rastro a Charles Evenson, el abusivo ex esposo. Al final, sin embargo, no pudo aceptar que arrebatara tantas vidas humanas, sin importar la justificación, y en 1931 regresó a casa con Carlisle y Esme, y a su forma de vida.

Como escuchaba sus pensamientos, Edward sabía que Carlisle y Esme a veces se preocupaban de que él no tuviera un amor romántico en su vida. Cuando Carlisle transformó a Rosalie Hale y la trajo para que se uniera a la familia en 1933, Edward supo que Carlisle y Esme estaban esperanzados en que ellos formaran una pareja. Pero por mucho que Rosalie fuera de una belleza física despampanante, Edward no se sintió atraído por su mentalidad un tanto superficial y egocéntrica. El sentimiento fue mutuo. Edward y Rosalie siempre se trataron uno al otro como hermanos, y no siempre en los mejores términos.

Cuando la familia Cullen vivió en Alaska, Edward tuvo otra oportunidad de descubrir el romance, esta vez con Tanya, la líder del clan Denali, un grupo que también practicaba el estilo de vida "vegetariano". Aunque Tanya estaba interesada en Edward, él no fue recíproco con ese interés. Nadie había cautivado la atención de Edward hasta que la familia Cullen regresó a Forks en 2003.

Ahí conoció a una muchacha humana llamada Bella Swan. Bella era notablemente distinta de cada una de las demás personas que él había conocido alguna vez en dos sentidos imposibles de pasar por alto: primero, su sangre "cantaba" para él de una forma como ninguna sangre humana lo hiciera antes; segundo, su mente fue la primera con la que él se había topado que estuviera enteramente cerrada a sus habilidades de leer los pensamientos.

Fuentes: "Los Tesoros de la Saga Crepúsculo" y "Saga Crepúsculo: Guía oficial ilustrada".

¡Tened una Feliz Lectura!

viernes, 13 de noviembre de 2015

Saga Crepúsculo: Carlisle Cullen - Stephenie Meyer.


¡Hola queridos Lectores!

Siguiendo con la costumbre de estas últimas entradas y con el motivo del décimo aniversario de la publicación de Crepúsculo, voy a dedicar ésta y las futuras entradas, a desentrañar todos los entresijos de la saga, a analizarla punto por punto para un mayor disfrute de todas aquellas personas a las que nos gusta la saga que ideó Stephenie Meyer. La entrada de hoy la voy a dedicar a conocer al doctor Cullen.

Carlisle Cullen nació cerca de 1640 y fue transformado a los 23 años por un antiguo vampiro habitante de las alcantarillas de Londres. El padre de Carlisle era su única familia. Su madre murió al momento en que él nació, y no tenía hermanos.

Pastor anglicano, el padre de Carlisle fue un cruzado contra el mal, y a lo largo de Londres y sus áreas circundantes acaudilló cacerías de brujas, hombres lobo y vampiros. Con su arrogancia moral y la frialdad de su corazón, el padre de Carlisle fue la causa de que muchas personas inocentes fueran quemadas.

Cuando se volvió demasiado viejo, puso a Carlisle a cargo de estas incrusiones. Si bien, Carlisle tenía un temperamento muy diferente. Él no era tan veloz para detectar la maldad donde no la había. No obstante, era listo y persistente, y con el tiempo descubrió un verdadero clan de vampiros viviendo en las alcantarillas. Reunió a un grupo de cazadores y esperaron a que cayera la oscuridad, pues sospechaban que era cuando saldrían los vampiros.

Cuando un vampiro sediento emergió, atacó a los cazadores. Dos de ellos fueron asesinados y Carlisle resultó herido. A sabiendas de que cualquier cosa infectada por el monstruo sería quemada, Carlisle se ocultó en un sótano cercano. Durante la transformación no lanzó ni un grito, a pesar de la agonía que sentía. Cuando al fin terminó todo y se dio cuenta de en qué se había convertido, estaba horrorizado. Intentó destruirse a sí mismo saltando de grandes alturas y tratando de ahogarse. Cuando estos métodos no funcionaron, trató de matarse de hambre.

La sed de un recién nacido es abrumadora, pero Carlisle encontró la fuerza para resistir. Pasaron los meses, y Carlisle, aborreciéndose a sí mismo, se mantuvo en los lugares más solitarios que pudo encontrar, lugares donde nunca se habría tropezado con un humano. Comprendió que su fuerza de voluntad estaba flaqueando.

Una noche pasó por ahí una manada de ciervos y, enloquecido por la sed, Carlisle atacó sin pensar. Después de alimentarse, sintió recobrar las energías y su sentido de identidad, entonces se percató de que podía vivir sin matar humanos. Se alimentaría de animales, justo como siempre lo había hecho, sólo que ahora bebiendo su sangre en vez de comerse su carne.

Sabiendo que su padre lo detestaría sin importarle cómo viviera su nueva vida, Carlisle nunca regresó a casa. Observó a su padre unas cuantas veces a cierta distancia pero nunca hizo contacto con él.

Carlisle siempre había sido una persona ávida de aprender, y ahora tenía tiempo ilimitado. Por la noche estudiaba música, ciencia y medicina en las universidades de Europa. Durante sus viajes, Carlisle se encontró con otros de su especie. La mayoría de los vampiros con los que Carlisle se cruzó en el camino respondían a su natural cordialidad; en este sentido, él es una novedad entre los vampiros.

Mientras estudiaba en Italia a principios del siglo XVIII, Carlisle fue descubierto por los Vulturi, un antiguo clan de vapiros fundado pr Aro, Cayo y Marco. Los vampiros de este clan eran muy diferentes de los moradores de las alcantarillas de Londres. Ellos eran refinados y cultos, y Carlisle se admiró de su civilidad. Aunque Aro, Cayo y Marco nunca cesaron en el intento de cambiar la aversión de Carlisle a lo que ellos llamaban su "fuente natural de alimento", y Carlisle nunca dejó de intentar persuadirlos del valor de su filosofía en pro de los humanos. Después de un tiempo se formó una leyenda entre los humanos de Italia acerca de un "stregoni benefici", o "vampiro bueno", quen era el enemigo declarado de los vampiros malignos, aunque Carlisle siempre estuvo en términos amistosos con los Vulturi. Tras cerca de dos décadas de vivir en Italia, Carlisle decidió viajar al Nuevo Mundo. Se estaba volviendo más y más solitario y ansiaba hallar a otros vampiros que creyeran que había una vida para ellos que no implicara el asesinato.

Cuando Carlisle llegó a América, las cosas no cambiaron para él de la manera que había esperado. No encontró a otros vampiros como él. Podía sin embargo, empezar una carrera en medicina. Sentía que salvando vidas humanas podría compensar en alguna medida la existencia de los vampiros.

Carlisle no podía aventurar más que una relación meramente cordial con sus compañeros de trabajo, por miedo a dejar al descubierto lo que era, su soledad forzosa y la falta de intimidad le causaban aflicción. Así que comenzó a plantearse la posibilidad de crear deliberadamente a un compañero. No obstante, seguía reacio a arrebatar una vida de la misma manera en que la suya le había sido robada.

Durante décadas se debatió consigo mismo sobre si era correcto o no condenar a otra persona a la vida de vampiro. La súplica de una mujer moribunda, Elizabeth Masen, lo ayudó a tomar su decisión. en 1918, Carlisle estaba trabajando durante las noches en un hospital en Chicago pues una epidemia de gripe española azotó a la ciudad. El esposo de Elizabeth murió en la primera oleada de la epidemia, pero Elizabeth y su hijo adolescente, Edward, se las arreglaron para mantenerse con vida un tiempo más. Carlisle estuvo con Elizabeth en su última noche. Ella le imploró que salvara a su hijo, intuyendo que Carlisle era más de lo que parecía. Murió menos de una hora después. Su yacía en la habitación con ella, su propia muerte era inminente. La bondad y pureza en el rostro de Edward finalmente convencieron a Carlisle de actuar: mordió a Edward, ocasionando su transformación.

Ambos, Carlisle y Edward, estaban sorprendidos al descubrir la habilidad de Edward de leer la mente, pero debido a su experiencia con los Vulturis, Carlisle rápidamente entendió el fenómeno.

Carlisle y Edward comenzaron a viajar juntos, usando la estratagema de que Edward era el hermano menor de la supuesta fallecida esposa de Carlisle. En 1921, se mudaron a Ashland, Wisconsin, y ahí el clan Cullen ganó otro miembro. Mientras trabajaba en un hospital local, Carlisle fue solicitado a la cabecera de la cama de una mujer joven seriamente lastimada en un intento de suicidio. Carlisle se sintió desconcertado al reconocer a Esme Evenson, a quien él había atendido por una pierna rota carca carca de diez años antes, cuando ella era una adolescente. Era casi imposible para él creer que aquella vivaz, hermosa chica hubiera llegado a este trágico final. Carlisle sabía que no podía salvar su vida a través de métodos convencionales.

Influido por su recuerdo de la chica feliz que Esme había sido, Carlisle mordió a la desahuciada mujer y la llevó a la casa que compartía con Edward para esperar que la transfiguración se llevara a cabo. Cuando todo terminó, Carlisle se disculpó por lo que había hecho, pero Esme no estaba disgustada con la situación. Ella también recordó su primer encuentro y siempre había considerado a Carlisle su caballero ideal. Carlisle y Esme pronto se enamoraron y se casaron.

La coartada del clan ahora cambió: Edward empezó a presentarse como el hermano de Esme. En muchos sentidos, sin embargo, Edward estimaba a Carlisle como a su padre y a Esme como a su madre. Ahora Carlisle tenía más que la compañía que había anhelado; tenía una familia.

Carlisle no esperaba de ningún modo que el clan se hiciera más grande, pero una noche, mientras iba de camino a su trabajo en un hospital de Rochester, Nueva York, encontró el cuerpo casi sin vida de Rosalie Hale tendido en la carretera. Había sido golpeada, ultrajada y abandonada creyéndola muerta. Conmocionado por la pérdida de una vida tan joven y hermosa, Carlisle trajo a Rosalie a casa y la transformó, abrigando en lo recóndito de su pensamiento la esperanza de que un día ella podría ser una compañera para Edward.

Dos años más tarde, Rosalie había asimilado sólo a regañadientes su vida de vampiresa. La relación que Carlisle había esperado que se encendiera entre ella y Edward no había surgido. De modo que cuando Rosalie llevó cargando al agonizante Emmet McCarty hasta Carlisle y le rogó que lo transformara, Carlisle hizo lo que ella le pidió. Rosalie quería un caompañero de su elección, y Carlisle sintió que podía enmendarse con ella de esta manera.

En este punto, Carlisle y su familia se mudaron al estado de Washington, al oeste de la Península Olímpica. Para su sorpresa, Carlisle descubrió a una tribu local de nativoamericanos que tenía la habilidad de transformarse en lobos. Los quileutes habían tenido una previa experiencia con vampiros a los que llamaban los fríos, y consideraban como deber sagrado proteger a los humanos de ellos.

Renuente a dañar a los hombres lobo, Carlisle pactó un acuerdo con el líder de la jauría, Ephraim Black, utilizando las habilidades de comunicación de Edward para leer los pensamientos. El pacto establecía líneas de demarcación para ambos grupos, los Cullen y los quileutes. Los Cullen acordaron nunca lastimar a un humano, lo que incluía jamás convertir a un humano en vampiro, ya que los quileutes consideraban la transformación igual que el asesinato.

Tanto los vampiros como los hombres lobo prometieron mantener en secreto ante los humanos la verdadera naturaleza de los contrarios.

La familia siguió mudándose cuando era necesario, y en Denali, Alaska, Carlisle halló lo que había estado buscando cuando se puso de camino rumbo a Norteamérica: un clan de vampiros que compartía su filosofía y sólo tomaba sangre de animal. Los dos clanes terminaron siendo muy buenos amigos, viéndose mutuamente como parientes cercanos.

La familia Cullen creció cuando se les unieron Alice Brandon y Jasper Whitlock, que habían estado viajando juntos como pareja. En vista de que ahora la família era muy grande, se urdió una nueva estratagema. Ahora se decía que Edward, Alice y Emmett eran los hijos adoptados de Carlisle y Esme. Jasper y Rosalie, que se parecían físicamente, se hacían pasar como gemelos huérfanos y primos de Esme.

Pasado un tiempo, la familia Cullen regresó al esado de Washington, esta vez a Forks, un tanto al norte de su anterior ubicación. Carlisle obtuvo un trabajo en el Hospital de Forks y se volvió muy respetado en la comunidad como doctor y ciudadano.

Fuente utilizada: "SagaCrepúsculo: guía oficial ilustrada."

¡Tened una Feliz Lectura!    

jueves, 12 de noviembre de 2015

La Saga Crepúsculo: La Guardia Vulturi - Stephenie Meyer.


¡Hola queridos Lectores!

En la entrada de hoy, voy a dedicarla a la guardia Vulturi, para cerrar el capítulo de la historia de los Vulturis.

Como ya dije en la entrada anterior, los Vulturis tienen su residencia permanente en Volterra, Italia, ciudad que rara vez abandona la mayor parte del clan actual -Cayo como excepción-. Los Vulturi fundaron el poblado de Volterra hacer tres mil años, durante la época de los etruscos. Ellos siguen siendo dueños de casi todas las propiedades de los alrededores. (Foto izquierda, Volterra, Italia)

"Pero ahora, mientras contemplaba los antiguos muros de color sepia y las torres que coronaban la cima del empinado cerro, me sentí traspasada por otro tipo de pavor más egoísta y personal."
-Bella, sobre la llegada a la ciudad de Volterra (Luna Nueva, capítulo 19)-

La estructura principal del recinto Vulturi propiamente dicho es un castillo construido durante la Edad Media en las murallas de la antigua ciudad. La característica más evidente del castillo es la gran torreta que se eleva por encima del resto de la estructura. La mayor parte del área habitable se localiza bajo tierra, en túneles que descienden hasta tres pisos.

"Edward tiene que estar bajo la torre del reloj, al norte de la plaza. Hay un callejón
estrecho a la derecha y ahí él puede estar bajo techo."
-Alice a Bella (Luna Nueva, capítulo 20)-

Hay varias entradas al castillo Vulturi. La puerta principal se ubica al nivel de la calle; da paso a un área de recepción donde hay un humano muy cortés que recibe a las visitas, así como varias y discretas cámaras de vigilancia. Todas las puertas en ese espacio conducen a puntos muertos, oficinas inocuas, y el ascensor está altamente asegurado. Ni los Vulturi, ni su guardia o alguien que en verdad tenga asuntos que tratar con ellos usan esta puerta. El ascensor lleva a otra área de recepción, más segura.

También se puede acceder al castillo por las alcantarillas de Volterra. Varios albañiles de drenaje sobre las calles empedradas conducen a pasadizos a menudo usados por los Vulturi. Estos albañiles están cubiertos por rejillas de hierro tan pesadas que se requieren varios humanos para levantarlas. Estos pasajes también llevan a la segunda área de recepción, donde el humano a cargo está al tanto de la naturaleza de sus jefes. (foto derecha, la Torre del reloj donde se puso Edward, la fuente que colocaron para la escena en la que Bella la traviesa. Montepulciano, Italia)

La puerta usada con mayor fecuencia ni siquuiera está dentro de la ciudad, sino en el sótano de una antigua iglesia fuera de las murallas, un tanto escondida entre las colinas. los viajes de Heidi siempre terminan en este pintoresco y encubierto punto de referencia histórica que se encuentra junto a una pequeña pista de aterrizaje (propiedad de los Vulturi). En caso de que alguien reconociera el paisaje toscano, no hay señal de teléfono móvil disponible. Gracias al don de Heidi, cuando les pide a los turistas que la sigan hacia el bello y antiguo túnel que lleva al asombroso castillo, nadie se niega. Este túnel pasa por alto ambas áreas de recepción y conduce directamente a la torreta de los Vulturi.

La torreta alberga la sala principal de juntas de los Vulturi, al igual que el comedor. No han procurado ningún intento de hacerlo cómodo para los humanos; las paredes de piedra no están aisladas con un recubrimiento y no hay calefacción, aire acondicionado, ni luz artificial. El cuarto está alumbrado con rendijas de flechas en lo alto. Los únicos muebles son tres sillas macizas que parecen tronos y que pertenecen a Aro, Cayo y Marco. Usan estas sillas cuando fungen como magistrados y auditan casos contra vampiros que han infringido la ley. En el centro del cuarto hay un ligero desnivel con una reja de drenaje. Los Vulturi hacen desaparecer los cuerpos de sus víctimas por este agujero, que se asienta sobre una caverna muy profunda. De manera rutinaria, se utiliza ácido para reducir masivamente los restos.

Fuentes: "Saga Crepúsculo: guía oficial ilustrada", "Los Tesoros de la Saga Crepúsculo" y "Luna Nueva".

¡Tened una Feliz Lectura!


Orígen e Historia de los Vulturis: Saga Crepúsculo - Stephenie Meyer


¡Hola queridos Lectores!

En la entrada de Hoy, voy a hablaros de los Vulturis, la realeza vampírica creada por Stephenie Meyer y que aparecen por primera vez en el segundo volumen de la saga; Luna Nueva.

El clan Vulturi está compuesto por cinco miembros principales: Aro; Cayo; Marco, la esposa de Aro, Sulpicia; y la esposa de Cayo, Athenodora; la esposa de Marco (y hermana de Aro), Didyme, fue miembro de los Vulturis antes de morir.(De izquierda a derecha: Cayo, Aro y Marco)

Los Vulturis residen en su propia ciudad, Volterra, Italia, que han controlado secretamente desde hace tres mil años, desde el tiempo de los etruscos. Ellos prefieren mantenerse a resguardo, lejos de la vista de los humanos, y usan a otros vampiros subordinados para que sirvan a su clan. Ocasionalmente, usan también a algunos subalternos humanos. Entre el año 400 y 500 d. C., los Vulturis lanzaron una ofensiva contra el clan más poderoso del mundo, los rumanos. En vez de simplemente atacar a los rumanos, los Vulturis exigieron con astucia que los rumanos se avinieran a las leyes que ellos declaraban como benéficas para toda la especie vampírica. Cuando los rumanos se rehusaron despectivamente, los Vulturi pudieron justificar (y divulgar) su golpe como un movimiento para el bien de todos los vampiros, y no una disputa territorial común y corriente.


La principal etapa de la guerra se extendió casi un siglo y -debido al hecho de que quedan dos de los sobrevivientes del clan original de los rumanos- nunca concluyó oficialmente. Al final, los Vulturi fueron capaces de derrotar a los rumanos por la creación deliberada de vampiros con talento que orquestó Aro. Los rumanos habían creado vampiros para su imperio pero con menos visión, y sus habilidades físicas no pudieron a largo plazo con las astutas decisiones psíquicas de Aro. Aro llamaba a sus soldados la "guardia Vulturi", lo cual dejaba claro que eran sirvientes supeditados a las órdenes del verdadero clan de los cinco.

Después de que los Vulturi derrotaran a la mayor parte del clan de los rumanos, empezaron a esparcir sus doctrinas por el mundo. Su premisa básica para operar fue que mantener en secreto la existencia de los vampiros era un beneficio para todos; cualquiera que no guardara este secreto era enemigo del pueblo vampírico.

Aunque muchos vampiros cuestionaron la validez de esta premisa en su momento (después de todo, qué podría hacerle un humano a un vampiro, a pesar de cualquier conocimiento que los humanos pudieran tener), ninguno de ellos quería enfrentarse a los Vulturi justo después de su victoria contra los rumanos. Con el paso del tiempo, nacieron más vampiros en un mundo donde los Vulturi existían como benévolos regidores, y poco a poco su dominio se fue consolidando por su propia definición positiva y autocreada. Muchos de estos vampiros fueron creados por los mismos Vulturi, adoctrinados y luego liberados al mundo. Ésta fue la primera encarnación del programa de reclutamiento de humanos por parte de los Vulturi; encontraron humanos que buscaban el poder y la inmortalidadde la tradición vampírica, y los introdujeron al mundo con una serie de ideas preconcebidas sobre la sociedad vampírica, ideas que esos nuevos vampiros tarde o temprano inculcarían a sus "crías" y a otros clanes con los que entraran en contacto. Luego de que los Vulturi se convirtieran en una fuerza aceptada, continuaron reclutando humanos pero a menor escala; utilizaron a los humanos con la esperanza de que, al convertirse en vampiros, fungieran como sirvientes y conformaran una fachada humana de su ancestral hogar. Mataron a la mayoría de stos humanospor su sangre y sólo transformaron a aquellos que tenían potencial para desarrollar talentos psíquicos que les fueran de utilidad.

Al pasar el tiempo, los Vulturi se volvieron más y más poderosos, ya que Aro iba descubriendo más humanos y vampiros con dones formidables para añadirlos a su "colección". En el siglo XX, los vampiros vieron los avances tecnológicos en las armas humanas como la validación de las leyes inspiradas por los Vulturi.

La guardia Vulturi en la actualidad está representada por nueve miembros permanentes y entre diez y doce miembros transitorios adicionales. Los primeros miembros fueron Jane y Alec, gemelos transformados alrededor del año 800 d. C. Ambos tenían grandes habilidades psíquicas cuando eran humanos, aptitudes que se intensificaron en su forma vampírica. Después de su inclusión, el poder de los Vulturi fue prácticamente inexpugnable.


El rango en la guardia se decide mediante el poder; los miembros de la guardia que tienen sólo fuerza física no gozan de rangos tan altos como aquellos con habilidades extraordinarias. El rango se distingue por el color de la capa del individuo; cuanto más oscura sea la capa, más alto es el rango del vampiro. Jane y Alec usan la capa más oscura, sin contar la capa completamente negra de los miembros del clan en sí mismo. La única guardia que usa una capa más oscura es Chelsea.

Por lo general, los Vulturi no mantienen a los vampiros del mundo bajo una minuciosa supervisión. Si un humano descubriera la verdad sobre los vampiros y permaneciera en silencio, es probable que los Vulturi nunca se enteraran y dejaran en paz al vampiro responsable, así como al humano que poseyera la recién descubierta información. Los Vulturi se preocupan sólo por las fisuras que en un momento dado pudieran llevar a la conciencia generalizada en el mundo humano de la existencia de vampiros. Ciertas historias en las noticias, libros o películas sobre vampiros ocasionalmente irritan a los Vulturi. Entonces los miembros de la guardia rastrean la fuente de esa información, evalúan a la amenaza y la silencian si es necesario.

Muchos vampiros alrededor del mundo aspiran a ser aceptados por los Vulturi, ya que parte de la naturaleza de un vampiro es sentirse atraído por el poder. Sin embargo, casi todos ellos no tienen nada que ofrecerles a los Vulturi que los regidores no tengan ya. A los vampiros con dotes poderoso, que no tengan para el clan Vulturi actual, se les invita a reemplazar a los vampiros viejos y menos poderosos. Según las circunstancias, un vampiro degradado puede irse por su propia cuenta, unirse a otro clan o ser ejecutado.

Espero que os guste esta explicación del origen de los Vulturis. Fuente "Saga Crepúsculo: Guía oficial ilustrada".

¡Tened una Feliz Lectura! 
 

domingo, 8 de noviembre de 2015

El Clan de los Cullen. Saga Crepúsculo - Stephenie Meyer

¡Hola queridos Lectores!

Hoy voy a hablaros del clan vampírico que protagoniza las novelas de Stephenie Meyer: los Cullen.

El clan de los Cullen, uno de los más numerosos clanes estables de vampiros, es también uno de los pocos que no beben sangre humana. Los Cullen se llaman "vegetarianos" a sí mismos debido a que más bien optaron por beber la sangre de animales, dándole más valor a la vida humana de lo que le otorga la mayoría de sus iguales. Abstenerse de una presa humana elimina de la cacería el aspecto competitivo, y como resultado son capaces de formar lazos familiares más fuertes que los vampiros tradicionales.

Los Cullen prefieren quedarse en un sólo lugar tanto tiempo como les sea posible, para eso eligen poblaciones de climas nublados donde pueden salir durante el día sin revelar su naturaleza no humana. Pero después de seis o siete años en una localidad, por regla general se ven forzados a mudarse, antes de que su falta de envejecimiento se vuelva notoria. Son dueños de varias residencias, de manera que pueden regresar a los lugares que han disfrutado particularmente, pero sólo hasta que haya pasado suficiente tiempo como para que no los reconozcan como las mismas personas que alguna vez vivieran ahí.

Cada miembro del clan tiene diversas identidades bien sustentadas, con todo y documentos que las respaldan, lo que permite a los Cullen establecerse en nuevas poblaciones según sea necesario.

Cada vez que los Cullen se mudan, las relaciones que afirman tener unos con otros pueden intercambiarse también. En un lugar, dos miembros podrían hacerse pasar como padre e hijo adoptivo; en otro, hermanos, o tío y sobrino.

No obstante, los vínculos de amor y respeto entre los miembros del clan son inmutables.

La familia Cullen empezó cuando Carlisle transformó a Edward. Ellos han recorrido juntos Estados Unidos, incorporando gradualmente a otros miembros al clan. En la actualidad la familia se compone por siete vampiros -tres de los cuales tienen habilidades sobrenaturales que van más allá de las que tiene un vampiro normal- (ver entrada Características de los Vampiros de Stephenie Meyer).

La casa Cullen:

"La casa, de unos cien años de antigüedad, era atemporal y elegante. Estaba pintada de un blanco suave y desvaído. Tenía tres pisos de altura y era rectangular y bien proporcionada. Las puertas y ventanas eran o bien parte de la estructura original, o una perfecta restauración."

-Bella, sobre sus primeras impresiones de la casa Cuellen (Crepúsculo, capítulo 15)

La casa de los Cullen en Forks tiene más de cien años de antigüedad. Restaurada minuciosamente por Esme, está pintada de blanco, es de tres pisos de altura, y tiene un porche de gran profundidad que cubre el frente de la casa. El muro trasero, de la cara sur, tiene tres niveles de ventanales.

El interior del primer piso es abierto y luminoso, con pocas paredes internas. A la izquierda de la puerta principal se encuentra una ancha escalera central. A la derecha hay un área elevada con un piano de cola al centro. También a la derecha están un comedor y la cocina, pero son más de exhibición que para un uso real. Detrás de las escaleras está la oficina de CEE Inc., la compañía personal de los Cullen, desde la que manejan todos sus asuntos de negocios.

En la parte superior de las escaleras del segundo piso está la habitación que comparten Rosalie y Emmett. Avanzando en torno a las escaleras centrales en el sentido de las manecillas del reloj, primero aparece el estudio de Jasper, luego la habitación de Alice y Jasper, con un guardarropa anexo que es más grande que la habitación misma. Luego sigue la oficina de Carlisle, con un área adentro para el estudio de Esme y la biblioteca personal de Carlisle.

La habitación que Carlisle y Esme comparten se ubica en la cima de la escalera, en el tercer nivel. El cuerto de Edward también está en este piso, de cara al sur. Al resto del tercer piso se le conoce como la biblioteca y se usa para cualquier actividad técnicamente ilegal, como flasificación de certificados de nacimiento y hackeo de sistemas computacionales, que deben hacer los Cullen con la finalidad de mantener sus identidades necesarias para pasar desapercibidos en la sociedad humana. (Arriba izquierda, casa Cullen según la imaginó la autora, abajo derecha, casa película.)

Espero que os hayáis hecho una idea mental de la casa tal cual se la imaginó Stephenie Meyer y que ésta entrada os haya ayudado en ello, ya que las casa modernista en el bosque que visita Bella en Crepúsculo, no se asemeja en nada a lo que nos cuenta la autora.(referencias en "Saga Crepúsculo: Guía oficial ilustrada")


¡Tened una Feliz Lectura!

jueves, 5 de noviembre de 2015

Características Generales de los Vampiros de Stephenie Meyer


¡Hola queridos Lectores!

Hoy voy a dedicar la entrada a los vampiros creados por Stephenie Meyer, en su mundo de Crepúsculo. Ya que poco tienen que ver con el folclore de los vampiros tradicionales. Los vampiros, fabulosas criaturas centrales de la Saga Crepúsculo, han existido en mitos locales y en la cultura popular durante siglos. Aunque los vampiros de la Saga comparten ciertas similitudes con los vampiros de las leyendas, tienen mucho más características únicas y habilidades sobrenaturales que son específicas del mundo de Crepúsculo.

Características Físicas:

En el universo de Crepúsculo todos los vampiros eran originalmente humanos. Como vampiros, conservan una similitud física muy cercana a su figura humana; las únicas diferencias perceptibles son una palidez general de la piel, un cambio en el color de los ojos y una belleza intensificada.

Reacción a la luz del sol:

Bajo la luz directa del sol, la disparidad entre humano y vampiro se vuelve más evidente. La membrana celular del vampiro no es tan blanda ni permeable como en una célula humana; tiene propiedades cristalinas que provocan que la superficie de la piel reaccione como prisma, dándole al vampiro un resplandor como de brillantes con la luz solar.

Belleza:

La belleza es un factor común entre los vampiros y se debe en mayor medida a esta piel cristalina. La perfecta tersura, satín e incluso el color de la piel da la ilusión de un rostro impecable. La piel reacciona de forma distinta a la luz, creando un efecto anguloso que realza la percepción de belleza. Además, la firmeza pétrea del cuerpo del vampiro crea un aspecto musculoso, haciendo que a un humano de cualquier talla le siente mejor su apariencia, más atlética, de vampiro. Un factor final tiene que ver con el temperamento; como los humanos, los vampiros también se ven arrastrados por la belleza. Cuando escogen a un humano para el proceso de transformación, los vampiros se sienten tan propensos como los humanos a ser incitados por un rostro y un cuerpo bello.

Palidez:

La pálida tez de los vampiros es producto del proceso transformador del banano vampírico. El veneno consume todo el pigmento de la piel humana conforme la va transmutando en una piel de constitución indestructible. No obstante el origen étnico, la piel de un vampiro será excepcionalmente pálida. El tono varía un poco, los humanos de piel más oscura adquieren como vampiros un matiz oliva apenas perceptible, pero la tonalidad clara sigue siendo la misma. Todas las formas de pigmentación de la piel (pecas, lunares, marcas de nacimiento, arrugas, cicatrices y tatuajes) desaparecen durante la transformación.

Color de ojos:

Mientras que todos los vampiros tienen una piel similar en su palidez, pueden tener una cierta variedad de colores de ojos. Los vampiros que no se han alimentado durante unas cuantas semanas tendrán el iris totalmente negro. Los vampiros alimentados recientemente tendrán los ojos de un rojo intenso si bebieron sangre humana, y el iris coloreado de oro medio si bebieron sangre animal. Los vampiros que apenas han sido transformados tendrán el iris de un rojo muy brillante, independientemente de la dieta (imágenes de izquierda a derecha). Es posible ocultar esta característica con lentes de contacto de color, pero el lubricante de los ojos de vampiro los estropea rápidamente; un par dura sólo unas cuantas horas. Todos los vampiros también presentan ojeras, círculos oscuros debajo de los ojos. Estas ojeras, como los iris cambiantes, denotan sed en un vampiro, se ven más oscuras y más obvias cuando el vampiro no se ha alimentado recientemente.


Cambio Físico:

Los vampiros se quedan detenidos en la condición en que hayan sido trasfigurados. No se vuelven mayores, ni más altos, ni más gordos, tampoco experimentan ningún otro cambio físico, incluyendo la inconsciencia (los vampiros nunca duermen). Las uñas de sus dedos y el pelo no crece. Su pelo no cambia de color.

Habilidades y Limitaciones:

Las habilidades físicas y mentales de un vampiro exceden por mucho las de un ser humano. Los vampiros pueden correr a más de ciento sesenta kilómetros por hora. Son capaces de levantar objetos cientos de veces más pesados que su propio peso. Sus sentidos se intensifican en una proporción similar, lo que les da la habilidad de ver, oír y oler las cosas que son imperceptibles para los humanos. Su piel es más dura que el granito, y eso se traduce en que sus cuerpos sean poco menos que indestructibles. Su mente trabaja muchas veces más rápido que la velocidad de la que son capaces los humanos, y todos los vampiros tienen una memoria perfecta.

Habilidades Sobrenaturales:

La mayoría de los vampiros se encuentran con que las características más significativas de su personalidad se intensifican con la transformación en vampiro, de la misma manera que sus aptitudes físicas se fortalecen, pero relativamente pocos son los que tienen habilidades que se pueden calificar como sobrenaturales. Sería más común que un humano con un amor por el conocimiento se convierta en un vampiro con una curiosidad académica insaciable, o que una persona con una profunda consideración por el valor de la vida humana se convierta en un vampiro con la fortaleza para evitar la sangre humana.

Sin embargo, unos cuantos vampiros desarrollan aptitudes adicionales que van más allá de lo natural. Esta habilidades extra se deben a dones psíquicos propios del humano original que se intensifican en el vampiro resultante; por ejemplo, alguien que solía ser muy sensible a los estados de ánimo de otras personas podría desarrollar la habilidad vampírica de leer los pensamientos o influir en las emociones. Una persona que tenía cierta cualidad limitada de pensamientos podría evolucionar en un vampiro con una marcada habilidad de ver el futuro. Un humano con un buen instinto para la cacería podría convertirse en un poderoso vampiro rastreador.

La proporción de vampiros dotados con talentos sobrenaturales respecto a los vampiros “normales” es mayor que la proporción de humanos psíquicamente dotados respecto a los humanos “normales”. Esto se debe al mismo factor de temperamento que resulta en más personas bellas que son seleccionadas para convertirse en vampiros. Los vampiros también se ven arrastrados por el talento humano cuando están buscando crearse compañeros. Algunos vampiros acechan activamente a las personas talentosas con la esperanza de utilizar esa habilidad extra en su clan.

Para escribir esta entrada he utilizado como referencia la “Saga Crepúsculo: Guía oficial ilustrada”.

¡Tened una feliz Lectura!