domingo, 25 de marzo de 2018

Comprar libros... ¿Algo para ricos?


¡Hola Lectores! ^^

¿Cómo va el fin de semana?

Hoy os traigo una entrada diferente consecuencia de un episodio que viví ayer.

Ayer por la tarde, durante mi jornada laboral, experimenté una situación bastante inusual que me dejó estupefacta y durante la noche y hoy por la mañana, tras expresar mi inquietud en twitter, he seguido dándole vueltas al asunto.

Veréis, yo trabajo en un conocido supermercado, de cara al público, y ayer mientras atendía a una clienta, su hija estaba en la sección de libros, mirando unos libros infantiles de una súper conocida serie infantil que está muy de moda entre los niños y la pequeña, tras haber ojeado el libro, acude corriendo a su madre, preguntandole si se lo puede comprar, y la madre le respondió que no.

Pero esta primera negativa no fue un impedimento para la que pequeña volviera a intentarlo una segunda vez. Y ¿a qué no adivináis qué le contestó? Pues sí, le dijo que no otra vez, pero sus palabras literales fueron: "Inés (que así se llamaba la niña) te he dicho que NO, eso es un atraco".

Y bueno... ante tal respuesta tajante y contundente, ya podéis imaginaros la cara que se me quedó, porque en mi fuero interno, yo pensaba: "Pero vamos a ver, ¿Des de cuándo comprar un libro es un "atraco"?" Porque claro, yo que soy una amante de los libros, ni se me pasa por la cabeza esa idea. Para mí, comprar un libro o gastarme dinero en un libro, no es un "atraco" es una inversión, estoy gastando mi dinero en cultura, conocimiento, saber, educación, valores y demás.

Entonces, que una madre le niegue un libro a su hija, me pareció muy fuerte, porque me entraron ganas de decirle a esa señora: "Disculpe, ¿de verdad prefiere gastar ese dinero en algo que no sea de provecho para su hija?" porque hoy los niños solamente leen lo que les mandan en las escuelas, muy pocos pequeños leen por propia vocación. Porque estoy segurísima que el dinero que costase el libro en cuestión, lo gastaría en algún juguete poco provechoso que anuncian en la tele, golosinas y demás cosas que acaban siendo trastos que acumulan en el cajón de los juguetes.

Que ojo, tampoco estoy diciendo que le deba dar a la niña todo lo que le pida, pero me sorprendió que la madre enfocara de manera negativa el echo de comprar un libro, porque lo pintó como si eso fuera algo satánico.

Y el otro enfoque que he percibido sobre que comprar libros es un atraco, lo he descubierto y he estado investigándolo, por una respuesta que he recibido en twitter sobre esta cuestión.

Actualmente, comprar un libro en España es más caro que en Francia o Italia. Esto me ha hecho darme cuenta de algunas cosas:

1. Los lectores españoles somos más exigentes respecto a la calidad del libro. Buscamos una buena calidad del papel, que sea bonito, encuadernado en tapa dura, y ello conlleva un coste.

2. Las librerías grandes o muy reconocidas, prefieren libros con un diseño bonito y con tapa dura.

3. Las grandes superficies prefieren el libro de bolsillo porque se vende más, aunque el diseño y la calidad del papel sea menor.

4. Comprar un libro de un autor nacional reconocido, cuesta lo mismo que comprar un libro traducido.

5. Muchos lectores quieren únicamente novedades editoriales y libros recientes en edición de tapa dura.

Conclusión:

Muy pocas personas valoran opciones como la compra-venta de libros de segunda mano. Yo soy usuaria de este servicio y he de deciros que me encanta comprar libros de segunda mano, porque he conseguido libros en muy buenas condiciones, como nuevos y muy bien de precio, y además, ser usuaria de este servicio, me recuerda a la serie de libros de Carlos Ruíz Zafón que tengo pendiente acabar de leer, que es El Cementerio de los Libros Olvidados. 

Mediante este método, le damos nuevas "vidas" a esos libros y yo por lo menos, divago sobre quién ha podido ser su anterior dueño.

¿Mi consejo? Dale una nueva vida a tus libros y comparte la de otros.

¡Que tengáis un buen inicio de semana! :D

2 comentarios:

  1. Hola! Me pareció una entrada muy interesante, coincido con lo que opinas de la madre, los niños hoy tienen mil juegos en la pc, el celular, la tablet, en físico, pero muy pocos de ellos son didácticos y aportan algo para que su mente tenga chispa y se fortalezca. He escuchado a padres diciendo "Que lindo que leas, mis hijos jamas tocan un libro", cuando el niño jamas los vio a sus padres con un libro en la mano. Es lamentable ya que esperan que en la escuela sean inteligentes cuando de pequeños nunca alimentaron sus mentes con conocimiento.
    Por otro lado, amo las librerías de saldo, nunca sabes que podes encontrar, es como una caza del tesoro, me encanta.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Diana! :D

      Me alegro de que te haya gustado la entrada. Exácto, hoy en día son muy pocos los niños que tienen libros o que leen en su casa. Hoy lo que quieren es último juguete que hayan sacado de su serie o película preferida, quieren tablets para jugar, ordenadores y lo último en juguetes tecnológicos.
      Eso es, adquirir el hábito de lectura es igual de importante que los de higiene o cualquier otro. Y ¿qué mejor forma de adquirirlo que predicando con el ejemplo? Los niños imitan y copian todas las conductas que ven y oyen de los adultos. Si nos ve a nosotros leyendo, él hará lo mismo, y se consolidará mejor el hábito si lo hacemos con el niño, porque luego él repetirá esa conducta por su cuenta.
      ¡Totalmente! Nunca sabes qué te vas a encontrar y eso, también es un punto extra!!

      ¡Un beso Diana! <3

      Eliminar