sábado, 8 de abril de 2017

Vivir y morir en Dallas - Charlaine Harris


¡Hola mis queridos/as Lectores/as! :)

¿Cómo estáis? Estrenamos el mes del libro con una nueva entrada, ¿Preparados/as?

El libro que os traigo hoy, es el segundo volúmen de la saga Sookie Stackhouse (True Blood). Habría tenido más pronto la entrada de este libro, si no hubiera tenido tanta faena, pero Pascua acecha y el final de curso tamién así que mis momentos de lectura, son más bien escasos, pero entre viaje y viaje para ir y volver de casa a clase, lo he conseguido. :D

En primer lugar, me gustaría deciros que sigo encantada con el personaje de Sookie, sencillamente, me encanta. En cambio, no puedo decir lo mismo de su pareja, es demasiado "clásico". Me explico, este personaje, combatió durante la Guerra Civil y fue en ese momento, de casas enormes y tradicionales y de vestidos con enaguas cuando lo transformaron en vampiro, de modo que se puede decir que aún está "chapado a la antigua". Ésta característica se hace más patente cuando está con Sookie, en la forma que tiene de expresarse o de ver el mundo o entender el de los humanos.

Por otro lado, he deciros que en este segundo volúmen, la teoría que llevaba barruntando en el primer libro, se ha confirmado. Eric, otro vampiro protagonista y el "jefe vampiro de Bill" (por así decirlo) me ha cautivado, sí, el lado oscuro me ha seducido y me he dejado seducir. (cosa rara en mí, ya que de normal, se siento atraída por el protagonísta masculino que acaba enamorado de la protagonista). Me encanta como es, sobre todo, la forma en la que se expresa, en como adorna y edulcora las palabras y las frases para dirigirse a Sookie. Detrás de esa fría fachada de hombre duro e impertubable, yo sabía que había un corazoncito y siente (no literalmente) verdadero aprecio y deseo por nuestra protagonista, más allá del deseo sexual. Cosa que Sookie, está empezando a experimentar, ya que también siente cierta atracción por él.

Sin embargo, he de deciros que no me ha gustado mucho el ritmo de este ejemplar, ya que se han entremezclado tres historias que, sinceramente, no deberían haberse mezclado de esa manera por falta de datos de las personas a las que involucra, ya que no veo la conexión entre dos de ellas con los personajes que tenermos entre manos. También, he podido apreciar que la diferencia de este segundo libro con la segunda temporada de la serie, es más marcada, puesto que aquí quedan varios cabos sueltos y que requieren de su explicación, cosa que en el libro no ocurre a diferencia de la serie. Ya que esta, ha dado protagonismo a 3 personajes que en el libro son totalmente secundários, dado que apenas sabemos algo de sus vidas.

Por último, el final del libro ha sido una auténtica bomba, no me lo podría haber imaginado ni esperado por nada del mundo y estoy deseando saber cómo van a reaccionar otros personajes si finalmente descubren el pastel... (no puedo contaros más :S).

Sinopsis:

Sookie Stackhouse está pasando una mala racha: su compañero de trabajo ha sido asesinado y ella es atacada por una criatura sobrenatural, pero afortunadamente los vampiros le salvan la vida. Cuando le piden que busque a uno de ellos, desaparecido en Dallas, Sookie no lo duda ni un momento. Eso sí, pone una única condición: ningún homano debe ser dañado. Pero eso es muy fácil decirlo...

Esta serie, transgresora en su planteamineto, rompe con la imagen tradicional de los vampiros y ofrece una nueva y fresca visión de los mismos.

Como esta saga es muy extensa, he decido hacer una breve pausa con True Blood y centrarme en un libro que llevo desde hace tiempo entre manos y así dejo la temática vampírica y sobrenatural a un lado y terminarme este otro libro, así que espero poder traeroslo pronto. :D Espero que os haya gustado la entrada. ¡Nos vemos en la próxima! :D

¡Tened Felices Lecturas! :D

No hay comentarios:

Publicar un comentario